Blog

Llevaba muchos años queriendo visitar el pueblo de Lagartera y poder ver la pintoresca procesión del Corpus Christi, para observar los maravillosos trajes típicos regionales. Y este 2022, ha sido el momento idóneo. Francamente se han cumplido mis expectativas y he quedado deslumbrada ante tal despliegue de arte y belleza.

Lagartera es un pueblo español de unos 2.200 habitantes, situado en el Campo de Arañuelo, al noroeste de la provincia de Toledo, en la Comunidad de Castilla la Mancha. Las labores y bordados de Lagartera son una de las artesanías más únicas, espectaculares y vistosas de toda Castilla-La Mancha.

En la fiesta del Corpus Christi de la localidad que se celebra todos los años en el mes de junio se despliegan un alarde de colores, formas y dibujos, no sólo en los trajes regionales de lagarterano y lagarterana, sino en los altares que se preparan en las puertas de las casas.

Esta fiesta tiene un significado especial para Lagartera porque en ella confluyen arte, tradición y fe. En las calles de pueblo se decoran y se instalan altares por donde va a pasar la procesión, donde destacan especialmente los característicos bordados locales y los espectaculares trajes regionales. El día de antes de la fiesta, los lagarteranos salen al campo y a sus huertos para recoger plantas aromáticas como hierbabuena, hinojo, mistrazo y romero, que se esparcen en las calles, impregnando el ambiente de un aroma mágico. Además, realizan bonitos centros florales que cuelgan de las ventanas, así como palmas.


Artísticamente es un verdadero despliegue de joyas textiles: colchas de malla, bordadas y deshiladas que salen de las arcas para ver la luz sólo en este momento, pues, una vez finalizada la Procesión, vuelven a su lugar de origen. La mayoría de los altares, excesivamente decorados, sitúan en el centro una talla de madera del Niño Jesús vestido (algunas de ellas muy antiguas). Los altares están decorados con telas de color y los bordados más valiosos de cada casa.

+ Noticias   Videos y redes sociales

La procesión comienza tras la misa conmemorativa, desde la Iglesia del Salvador por la Corredera de los Toros, calle de Alonso Herrero, Real, Curato y Plaza del Comercio y de la Iglesia, regresando al templo. La Custodia de Lagartera sigue el mismo recorrido desde el siglo XIII, junto con la comitiva de lagarteranos y lagarteranas ataviados con el traje típico, los niños de comunión, las autoridades, el sacerdote y la banda de música. El sacerdote para en cada uno de los altares para bendecirlos. Este año ha habido nada mas y nada menos que 42 altares diferentes.  

El traje tradicional de Lagartera

El traje de Lagartera es muy conocido en toda España, gracias a las lagarteranas que salían a vender bordados a las grandes ciudades. También fuera de España, por los trabajos de los pintores que se inspiraron en él, durante la primera mitad del siglo 20, como Marcial Moreno Pascual (oriundo del pueblo) y Sorolla, entre otros.

Hoy se usa el traje popular en contadas ocasiones, pero hasta hace muy poco tiempo, se podía ver por las calles a las mujeres mayores del pueblo luciendo aún su tradicional indumentaria.

En Lagartera conviven diferentes tipos de trajes femeninos, según cada ocasión o época del año. Los mas significativos son los siguientes: el traje de diario, el traje de trapillo, el traje de camisa de ras, el traje con pañuelo de oro, el traje con guardapiés azul y el traje de novia.

A diferencia del traje de mujer, en el que existen muchas variaciones, el traje
del hombre es más sencillo y austero.
 Su color es siempre negro, adornado con
el blanco de la camisa y el rojo de la faja. Las piezas del traje de hombre son: el camisón, el calzoncillo, la chamarreta, el calzón, las calzas, el sayo, las fajas, la capa y el sombrero.

+ Noticias   Diseñadores de moda españoles iluminan la Navidad en Madrid

Y es necesario hacer una mención especial a los encantadores niños que salen ataviados con los trajes típicos junto a sus familias, para conseguir que esta preciosa tradición perdure para siempre.  

Revivir este acontecimiento ha sido una experiencia increíble y muy hermosa que recomiendo a todos, porque tenemos un patrimonio maravilloso digno de disfrutar.