Blog

La Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE), es la encargada de promover la realización de las políticas públicas en materia de Formación Profesional para el empleo, dentro del sector público estatal. Compuesta por las comunidades autónomas, el Fondo Social Europeo (FSE), la Administración General del Estado (AGE), organizaciones sindicales (UGT, CCOO) y empresariales (CEOE, CEPYME), gestiona los cursos para trabajadores que son bonificados a través de las cuotas de formación profesional de la Seguridad Social.

La formación Bonificada o Programada facilita a los trabajadores de las empresas realizar su carrera laboral con formación que puede ser bonificada hasta el 100% de su totalidad. Todas las empresas disponen de un crédito que se les concede para invertirlo en la formación de sus trabajadores, obtenido de las aportaciones de empresas y trabajadores a la Seguridad Social. Este crédito formativo, basado en lo que las empresas han abonado por este apartado en un año, lo tienen disponible al año siguiente para utilizarlo en la formación de uno o varios trabajadores, si en ese año no se utiliza, se pierde. Aunque, en la nueva actualización de la normativa, se da la opción de que este crédito sea acumulable, siempre que se le comunique a FUNDAE a principios de año.

FUNDAE, está financiada con la recaudación para formación profesional que empresas y trabajadores aportan a la Seguridad Social (0,7% sobre la base de cotización por contingencias profesionales, del que el 0,6% lo aporta la empresa y el 0,1% restante, el trabajador). También cuenta con una cantidad procedente del Fondo Social Europeo, según la normativa de la Ley 30/2015.

Historia de la formación bonificada para empresas

Conozcamos primero un poco de historia, para conocer como ha evolucionado la formación para empresas en los últimos treinta años. 

FORCEM, nombre abreviado de la Fundación para la Formación Continua, creada en 1993, fue la encargada de gestionar la formación profesional continua en España. Junto a la Formación Profesional Reglada y la Formación Profesional Ocupacional, los tres sistemas formaban el Sistema de Formación Profesional. Su misión consistía en aportar a los trabajadores en activo la formación que fueran necesitando durante su vida laboral, facilitándoles nuevos conocimientos acordes a las necesidades actuales de las empresas y del mercado laboral.

+ Noticias   Escaparates, ¿con o sin fondo?

Ya en el año 2001, se constituye la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo, entidad que en 2004 se fusiona con FORCEM, convirtiéndose en la entidad encargada de la gestión del nuevo subsistema de Formación en el Empleo, aprobado en 2007. Actualmente y desde el año 2015, cuando se implanta el nuevo sistema de formación para el empleo, la Fundación Tripartita para la Formación en el Empleo se refunda bajo el nombre de Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE).

A pesar de los diversos cambios en el nombre de la entidad, su finalidad sigue siendo igual; proporcionar a las empresas una formación que pueda ser bonificada para sus trabajadores, como un valor añadido a las necesidades de los avances actuales. Su único objetivo, el formar y capacitar a las personas para desarrollar su trabajo, actualizando sus conocimientos durante su vida profesional.

Actualidad sobre la formación bonificada

Actualmente, la formación bonificada, en este año de pandemia, ha bajado un 19,2%. Según informes de FUNDAE en 2019 se realizaron 4,02 millones de acciones formativas para trabajadores, frente a los 3,25 millones realizados en 2020, lo que demuestra las consecuencias que en este sector ha tenido el Covid-19.

El número de empresas que realizaron formación para sus trabajadores fue de 300.444, lo que representa un 11,8% menos que el año anterior, siendo las empresas de más de 250 trabajadores las que más acciones formativas realizaron. La cifra de participantes fue de 2,47 millones de trabajadores.

Fundae está colaborando con el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) para conocer las actuales necesidades formativas, porque consideran que es muy importante anticiparse a las necesidades del mercado y saber en qué hay que formar a los trabajadores para desarrollar un sistema dirigido a la realidad de las empresas. Los avances tecnológicos de los últimos años nos indican que se están produciendo cambios importantes en todos los sectores y que, por ello, se necesita una formación masiva por parte de las empresas para tener competencias actuales para cubrir las demandas laborales del futuro.

+ Noticias   Las catedrales en España I

Sobre la reforma planteada por el gobierno de la Ley 30/2015 que regula el Sistema de Formación Profesional para el Empleo en el ámbito laboral y que ahora quieren modificar, actualmente incluye tres sistemas distintos de formación: la formación presencial, la teleformación y un sistema mixto de ambas, siendo en estos momentos la formación online la más valorada por las empresas al permitir una mayor libertad para el trabajador.

¿Por qué sube el precio de la luz?

El aumento de la demanda, el encarecimiento del gas y la subida del precio de las emisiones de CO2 son Read more

La digitalización de empresas y autónomos

La digitalización, consiste en un proceso que transforma la organización empresarial y nuestro trabajo diario, utilizando herramientas tecnológicas y posicionando Read more

¿Qué es Creative Coding?

Creative Coding es un tipo de codificación utilizada en diseño web. La codificación creativa es un tipo de programación web Read more

Generación Z: los nativos digitales y la educación e-Learning

Los nativos digitales han crecido en un entorno digital, la tecnología móvil es un elemento esencial en su desarrollo diario